Los Mejores Chistes Cortos y Buenos

-Doctor, algo le pasa a mi mujer. Ha dejado de contradecirme.
-Parece grave, ¿ha probado a cabrearla?
-Sí, dos veces
-Yo me iría del país

-Le voy a multar por conducir con exceso de alcohol.
-¿Cuál es la tasa, agente?
-La tasa es como un vaso pero con asas.

– ¿En qué piensas, cariño?
– ¿Qué pasa, que quieres discutir?

– Papa, ¿porque me llamo Siguiente?
– Para que nunca tengas que hacer colas

– Vamos a ponerle anestesia local
– ¿Y no pueden ponerme una de Alemania que me fio más?

Tenemos que pensar si este es el país que queremos dejarle a los chinos.

-¿Y esa cara de felicidad?
-Perdón jefe, no volverá a pasar
-Así me gusta Pérez, no le pago para que sea feliz.

-Ayer, por fin tuve la oportunidad de quedarme a solas con ella, no me lo creía.
-¿Y que hiciste?
-El ridículo

—Hola, venimos al discurso sobre la caída del pelo
—No pueden pasar sin entradas

—¿Qué hace una chica tan guapa como tú en un sitio cómo este?
—¡Ay perdona, no sabía que solo podíais venir los feos!

— ¿Nervioso?
— Sí, un poco.
— ¿Es la primera vez?
— No, ya había estado nervioso antes.

—A ver si nos vemos un día y tomamos algo.
—¿Y ahora por qué no?
—No hombre. Otro día que me de tiempo a prepararme una excusa.